•  

Volver

Historia de la Música en el Cine - Los inicios.

 

No queremos hacer todo un estudio detallado de la (extensa, por otra parte) historia de la Música en el Cine, pero sí un artículo con unos apuntes del inicio y la evolución de la ya inseparable relación entre Música y Cine.

Allá vamos:

Empecemos por explicar qué se entiende por música cinematográfica o música incidental. Es aquella música, por lo general orquestada e instrumental, que se ha compuesto de forma específica para una producción y reforzar, así, la narración cinematográfica.

La música de una película forma parte de toda la banda sonora, que también suele incluir música que ya existe dentro de la película, los diálogos, aquellos efectos de sonido (en directo o grabados...), etc y comprende una serie de piezas instrumentales o corales llamadas señales, que están programadas para comenzar y finalizar en puntos específicos durante la película para mejorar la narración dramática y el impacto emocional de la escena. Las partituras pueden estar escritas por uno o más compositores, bajo la guía o colaboración del director o productor de la película y generalmente son interpretadas por un conjunto de músicos, la mayoría de las cuales incluyen una orquesta, solistas instrumentales, un coro, vocalistas.... y grabado por un ingeniero de sonido.

El estilo de la banda sonora original no siempre tiene que ser producto de una orquesta, sino depende de la intención y el gusto del director o productor, siendo muy variados sus estilos. La mayoría de ellas son obras orquestales enraizadas en la tradición clásica occidental, pero muchas otras están influenciadas por el jazz, el rock, el pop, el blues, la electrónica e, incluso una amplia gama de estilos de música étnica. Desde la década de 1950, la mayoría de la música escrita hoy para cine presenta un híbrido de instrumentos orquestales y electrónicos.

En la actualidad y gracias a los avances tecnológicos, es posible recrear toda una variedad de instrumentos a través de elementos informáticos, por lo que el propio compositor, algunas veces con ayudantes, puede crear toda la música en su estudio.

Erróneamente, se cree que la música de cine comenzó con la irrupción del sonoro dentro del mundo del celuloide. Sin embargo, cuando el cine era mudo el propio público pedía acompañamientos musicales a lo que veía y esto se llevaba a cabo bien a través de una pequeña banda de música que tocaba a la vez que se veía la película o bien por medio de pianos o gramófonos. No obstante, hay que reconocer que estas músicas no se ponían para acompañar a la acción, sino para paliar, en la medida de lo posible, el ruido que producían las bobinas de las cintas. Poco después es cuando se plantea el escoger los temas musicales en función de lo que se está viendo en la pantalla. Así, empezará a utilizarse la música de los grandes clásicos como Chopin y Beethoven, aunque aún no se crea música específica para el cine. 

Por otro lado, en el desarrollo de la película, aparecían distintos tipos de escenas: cómicas, dramáticas, etc…y para conseguir dar a la película una mayor carga expresiva en esas escenas, se consideró necesario reforzar el mensaje visual con una música adecuada que incidiese en la comicidad o en el dramatismo de dichas escenas. Así se pensó en recurrir a la interpretación, durante la proyección, por parte de un músico o un grupo de músicos, de diversas melodías al tiempo que se proyectaban la película.  Dependiendo de la importancia de la sala, podemos encontrarnos con algunas en las que aparecía un solo músico al piano y, en las grandes salas que podían permitírselo, incluso una orquesta completa. Como hemos dicho, al principio se utilizan, también, fragmentos de música clásica, pero, aunque se elegían aquellos que se consideraban adecuados a las escenas de emoción, alegría o drama, realmente, uno de los problemas era que se convertían más en adorno genéricos ( por ejemplo, una boda con la Marcha nupcial de Mendelssohn de fondo,  un entierro con la música de la Marcha fúnebre de Chopin, o la Canción de cuna de Brahms cuando apareciá un personaje dormido…etc) y realmente no tenían nada que ver con la esencia real de la imagen o la historia, por lo que surgió la necesidad de una música que fuese afín a la obra, que tuviese el objetivo de apoyar esa escena y ese contexto específico, por lo que se decició realizar composiciones  creadas exclusivamente para una determinada película.

 

Próxima entrega: Las primeras composiciones y los primeros compositores

 

Equipo de Aula 51