•  

Volver

Consejos para cuidar la Voz

 

Como artista de voz, sea de la rama que sea, llevas tu instrumento incorporado a tu cuerpo, por lo que es vital para ti saber cómo cuidar la voz para utilizazla adecuadamente.

Lo que vamos a ver es cómo debes cuidarte, tanto física como emocionalmente para que tu instrumento siempre esté de tu parte.

 

Importante: Como tu voz forma parte de ti, para cuidarla, debes cuidarte a ti mismo. 

 

Cómo afectan a tu voz los factores ambientales

Los factores ambientales tienen mucho que ver en el estado de tu voz, igual que en todo tu cuerpo.

Por ejemplo, si no vas bien abrigado y te sometes a temperaturas muy bajas, tu cuerpo sufre y puedes contraer un resfriado, con lo que todo tu cuerpo, incluida tu voz, se verá afectado.

Por eso debes tener en cuenta las siguientes cosas:

  • Evitar los lugares con humo, polvo, ambientes secos o demasiado húmedos (sobretodo si tienes alergias). Todas estas condiciones afectan al aparato respiratorio y por lo tanto, también al fonador.
  • No hablar en lugares con mucho ruido, o al menos no elevar el tono de voz hasta gritar. Por ejemplo en una discoteca o en un concierto que has ido a ver.
  • Evitar los cambios de temperatura drásticos. Parece mentira, pero si vas al cine en verano pasas frío, mientras que si vas en invierno pasas calor. Tenlo en cuenta y llévate ropa de abrigo en verano y varias capas que puedas quitarte en invierno.
  • Sobretodo protege tu cuello con bufanda o pañuelo.
  • Dormir y descansar bien. Como el resto de tu cuerpo, tu voz responde mucho mejor si has descansado lo necesario.

 

Cómo afecta a tu voz lo que tú haces

No sólo debes culpar a tu entorno de los problemas vocales que puedas tener.

También has de prestar atención a lo que tú mismo haces para mantener tu voz protegida.

Hay muchas otras causas de deterioro vocal que no sólo dependen del ambiente, sino que te las puedes llegar a provocar tú mismo.

 

Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Forzar la voz (hablar o cantar demasiado alto o gritando). Deberías aprender a discernir cuándo estás forzando la voz.
  • Fumar. Lo he dicho muchas veces, pero es importante que conozcas los efectos que tiene el tabaco en la voz.
  • Beber alcohol. Aunque oigas que el whisky es bueno para la voz, ¡no te lo creas!
  • Estas son algunas de las cosas que afectan negativamente a tu voz y pueden causarte problemas, aunque también tienes que controlar cómo te afecta lo que comes.

¿Hay algún alimento que notes que te causa mucosidad o que te irrite la garganta? ¿hay algo que comas que te cause reflujo?

Todo esto son puntos a tener en cuenta para cuidar tu voz.

 

Cómo afecta a tu voz lo que hacen los demás

Aunque te parezca increíble, has de estar atento a las cosas que hacen las demás personas y que te afectan a ti vocalmente.

  • Cómo hablamos con determinada persona.
  • Cuando hablamos con personas que tienden a hablar muy alto, solemos, muchas veces de forma inconsciente, a ponernos a su altura y a forzar la voz para que nos oiga a nosotros también. Al final, esto es negativo, pues podemos quedar incluso afónicos. La solución no es dejar de hablar con esa persona, sino intentar ser consciente de lo que está pasando en el momento en el que pasa y cambiar las cosas. 
  • Cuando alguien fuma delante tuyo te está perjudicando aunque no seas tú quien fume, pues el humo reseca las cuerdas vocales al ser inspirado.
  • Así que si los miembros de tu banda se ponen a fumar en el local de ensayo, ¡échales fuera de la sala!
  • También en los locales de ensayo a veces te encuentras con que todos los instrumentos están a demasiado volumen y apenas intuyes tu voz. Pídeles que bajen sus volúmenes o busca una solución similar. 

 

Cómo cuidar la voz para cantar teniendo en cuenta su componente emocional

La voz no es un instrumento como los demás.

No consta nada más de una parte física, sino que también tiene un componente emocional.

Al igual que cualquier otra parte de tu cuerpo, no sólo funciona porque puede hacerlo, sino que lo hace porque tu cerebro le dice que lo haga.

Además, tu cerebro le dice que lo haga de una manera determinada.

Todo esto lo tienes que tener en cuenta en el cuidado de tu voz.

El estado emocional puede afectar mucho a la voz de un cantante, por eso tienes que cuidarte no sólo físicamente, sino también emocionalmente.

Cómo afectan a la parte emocional de tu voz los factores ambientales

  • Si llevas una temporada de mucho estrés y te es imposible o muy difícil desconectar del factor estresante mientras cantas, esto te va a afectar gravemente.
  • Es muy normal tener un mal día. Lo peor que puedes hacer es mortificarte porque un día las cosas no te estén saliendo como quieres.

Cómo afecta a la parte emocional de tu voz lo que tú haces o piensas

  • Si tú mismo te repites una y otra vez que no sirves o que a esa nota no vas a llegar, lo que estás haciendo es confundir a tu cerebro e impedir que haga sus coordinaciones de manera correcta.
  • No te enfades contigo mismo. Eres la única persona que siempre debería estar de tu parte.

Cómo afecta a la parte emocional de tu voz lo que hacen o piensan los demás

  • Evita pelearte con las personas a las que quieres (y con los demás también). En una pelea puedes tender a elevar demasiado el tono de voz y eso sólo hace que perjudicarte.
  • Las críticas de los demás duelen. Ten en cuenta que muchas personas se creen con derecho a juzgar a los demás sin ni siquiera aportarles algo de valor con lo que podrían mejorar.  No dejes que te afecten si no son para ayudarte.
  • Y aunque te intenten dar consejos, ten cuidado, pues tú eres quien tiene que discernir si son fiables o no.
  • Un estado de continuas críticas por parte de los demás puede hacerte sentir inseguridades que luego se van a ver reflejadas en tu voz.
  • ¡Pero ojo! no te estoy diciendo que no aceptes las críticas de nadie. Es importante tenerlas en cuenta, pues muchas veces ayudan. Lo que no debes aceptar es cuando dichas críticas son infundadas o no te ayudan en nada.

 

Más adelante, daremos más consejos sobre cómo tener nuestra voz en perfecta salud y en condiciones de utilizarla al cien por cien.