•  

Volver

Clase magistral con Jose Manuel Jara

 

Dentro de la filosofía de enseñanza de Aula 51, la formación práctica en doblaje y locución no puede estar aislada de un conocimiento integral del entorno que mueve su industria. Así, paralelamente a la formación práctica, conocer los entramados de dicha industria, el funcionamiento de la economía de la que depende que cualquier actor/actriz pueda realizar un doblaje, poner cara a los distribuidores de contenido en España y otros tantos conocimientos complementarios otorgan al futuro profesional una amplia conciencia del entorno en el que trabaja que le es indiscutiblemente útil.

Es por ello que el pasado 17 de junio Aula 51 recibió la visita de uno de los productores y distribuidores de contenidos más importantes de la actualidad, Jose Manuel Jara.

A lo largo de más de dos horas, el gerente de CINETEL MULTIMEDIA compartió con nuestros alumnos del curso avanzado de doblaje, todas sus experiencias y conocimientos sobre el mundo de la adquisición de contenidos en las diferentes ferias mundiales a las que acude regularmente: Berlín, Los Angeles, Nueva York o Londres entre otras.

Los alumnos tuvieron la oportunidad de preguntar  todas sus dudas sobre un tema capital para nuestra profesión: la adquisición de los derechos para poder llevar a cabo los doblajes de títulos míticos y contemporaneos. No hace falta insistir en lo importante que resulta que las empresas finales del proceso de realización de doblaje consigan cerrar acuerdos de venta de derechos, las famosas licencias, para poder mantener en marcha la industria del doblaje y la sonorización. En este sentido, Jose Manuel Jara aportó su enorme caudal de conocimientos; no en vano, se trata de la segunda generación de empresarios, saga iniciada por su padre, que ha llevado a cabo la compra y venta de derechos de muchos de los títulos señeros de la historia del cine de Hollywood.

Afortunadamente, tras el fallecimiento de su padre, Jose Manuel Jara, economista y consultor hasta ese momento, decidió tomar el relevo de la empresa, mejorando sus procesos de adquisición de material, generando economías de escala en una profesión acostumbrada a pocas ambiciones económicas, y, por encima de todo, apostando por nuevas e innovadoras producciones audiovisuales al rededor de todo el globo así como por los jóvenes valores interpretativos, a los que ha confiado trabajos de una relevancia innnegable. Por todo ello, desde Aula 51 le agradecemos sinceramente su presencia en nuestras instalaciones así como los numerosos consejos que brindó a nuestros alumnos.